¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

un mal día

blue

Mala fortuna han hallado
los huesos del caballero,
quien volando sobre el suelo
de una tierra seca y brava
no hallaba para su espada
entuertos dignos de esfuerzo,
ni buen gigante malvado
al que poder dar degüello…

¡Mal hado, así por decreto
para su fiel escudero!
Quien discurre por los dos,
quien se arrastra bajo el cielo
redondo, azul y perfecto,
quien quiere trato de don
y no halla paz en su anhelo
mientras el otro alza el vuelo…

¡Mal día para los cuervos!

Una niña me contó
que cuando iba para el cerro
un jinete se cruzó
por el camino del ciervo.

Seguíale un mulo cojo
cargado de un hombre grueso
a distancia de diez pies
y crujiéndole los huesos…

Que el jinete era muy flaco
y andaba como cayendo,
y que el burro andaba cojo
como os venía diciendo.

Y la niña se asustó
pues seguíanles los cuervos
chillando, volando bajo
y graznando para dentro.

Mala hora, mala razón,
mal día para los cuerdos,
mal momento para andar
soñando bajo los cielos,
y también para pensar,
¡tanto loco que anda suelto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 de marzo de 2015 por en absolute begginners y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: