¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

Lampedusa, la isla de las sirenas

corona-fiori-lampedusa-1024x667Lampedusa es el engañoso canto de una sirena llamada Europa. Lampedusa suena a esperanza que nunca llega. Así es el extremo exterior de las naciones: un muro infranqueable para los necesitados.

Morir sin llegar a Lampedusa es el destino del pobre. Allí, a pocos metros de la meta, en un mar de olas vacías y frías, de muerte.

El mar de Lampedusa está fuera del lazo, es la sangre de la que se nutren las naciones: mujeres vampiro que sorben esperanzas y se alimentan de miedos, que se vagnalorian en su cantar de sus hermosos derechos, de verdes valles y de colinas doradas…

Nadie nace para morir así. Los límites del derecho son una desgracia. Los límites de los territorios se convierten en crímenes cuando dejamos que el mar frío de Lampedusa se trague nuestra humanidad. Hubo un tiempo en el que en el Mediterráneo la hospitalidad era un deber sagrado… Yo invoco a Ulises, Telémaco y Atenea para que expulsen a los miserables de la isla de Lampedusa.

La crisis que vivimos no sólo es lógica, es justa. Los que han muerto en Lampedusa lo saben. Demasiado tarde.

Cuando estás muerto, no importa ya dónde naciste. Abramos las puertas.

(Imagen vía fanpage.it)

Anuncios

Un comentario el “Lampedusa, la isla de las sirenas

  1. Pingback: Europa amurallada | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 de octubre de 2013 por en sentimientos y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: