¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

membranas

espuma-de-mar-1

No comprendo…
Ah, ya sé, me construiré un castillo
de pompas…
Membranas,
sutiles y tersas,
con las que envolver suavemente
las cosas.

El castillo crece
invadiendo el universo circundante
alrededor
ya no hay nada más.
Y las membranas resisten
los embates del vacío
furioso
sin inmutarse.

No hierba, no mar,
sólo espuma,
no rostros,
no caracolas, ni peces,
no árboles, ni palabras,
no amigos, no nubes,
no cielos, ni estrellas,
ni espacio,
sólo membranas
yuxtapuestas
que no dejan pasar ni un átomo.

Y respiro un vacío esencial
mientras sueño que pienso,
sólo mi espíritu atraviesa libremente sus poros
infinitesimales
y en ligero duermevela
creo adivinar en sus cóncavos reflejos
el mundo agradable de los recuerdos amados
ahora inexistente.

Un instante
guardado al fin para el último sentimiento,
la nada me acaricia.
Ahora me desvanezco…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 de enero de 2013 por en ah qué raro y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: