¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

Oda a Eva

Oda a Eva

Se oye el canto de un grillo
y el manto de la noche
leve cubre tu piel de luna clara;
Eva, duermes, y el brillo
de una estrella es el broche
que ilumina el misterio de tu cara.
Que el sueño no te hallara
del bosque en lo profundo,
junto a la fuente azul,
sino al pie de este mágico abedul
que esparce su ramaje sobre el mundo.
Vuela mi pensamiento,
alado por la fuerza del momento.

Escudriño a lo oscuro
por entre los luceros
y no hallo solución a mi desvelo;
hacia el Oriente puro
discurren dos senderos
entre sombras de seda y terciopelo.
Y en silencioso vuelo
una blanca lechuza
se aleja hacia el confín
de la noche en el plácido jardín,
testigo de mi eterna escaramuza,
¡que o me engañan mis ojos
o mi razón se queda en los despojos!

Luego reparo en ti,
en tu cuerpo menudo,
ignoro si es de nieve o si de fuego
ardiente y carmesí
que desatara el nudo
que amarra mis deseos a tu juego;
transportándome luego
me detengo en tu espalda
de caderas redondas…
tu seno se dibuja en suaves ondas
coronadas con flores esmeralda;
y en tu vientre fecundo,
do guardas el secreto más profundo.

Y vierto mis reparos
al pairo de la luna,
¿de qué materia han hecho mis entrañas?
¿Por qué motivos raros,
si tú eres mi fortuna,
el corazón presiente que me engañas?
Amigas alimañas,
¿para qué tengo ojos
si no he de ver el cielo?
¡Preguntadle al Señor del Desconsuelo,
que al Árbol del Saber echó cerrojos!
¿Por qué me diste a Eva?
¡Más valiera ser ciego en una cueva!

Y la brisa se lleva
mis palabras airadas,
ya el grillo terminó su triste canto,
ya las manos de Eva
recogiendo mis nadas,
cosiéndolas al vaso de mi espanto,
cubriéndome de llanto…
de armoniosos sonidos
de lejanas esferas,
afines vibraciones placenteras,
resonancias de rítmicos latidos;
sed de conocimiento
saciada con un suave movimiento…

Que la vida no espera
a quien no busca y siente una quimera,
tu valor y tus frutos yo agradezco.
Amiga de mi suerte,
a tu lado me quedo hasta la muerte.

Anuncios

2 comentarios el “Oda a Eva

  1. Gatopardo
    25 de febrero de 2012

    Y, a cambio de tan poéticos vuelos, la harpía va todo a corregir: al ojo enamorado pone orzuelosconvierte el día a día en sinviviry acaba con un hombre por los suelos.Excusa, Adán amigo, tal realismo,Eva no merece tu pluma y tu talento,y puedes comprobarlo por ti mismo:pregunta si prefiere tu portentogozoso y retrechero, o tu lirismo.No hay mujer que prefiera un poetasi puede elegir a un bandoleroque no le pida vuelos de alfabetay sepa deshacer su cama con esmerode amante viciosillo y putañero….Un abrazo grandel'agüela

  2. moncho
    25 de febrero de 2012

    Bien, Gato, te comprendoque siempre quise yo ser bandoleropor las sierras huyendo,altivo y altanero,deshaciendo mil camas con esmero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 de febrero de 2012 por en Uncategorized y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: