¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

sin aliento (intrpretación del poema)

(dedicado a Inesita)

Dos amantes pasan la noche en el bosque. Al amanecer uno se marcha, y el otro se queda solo en el campo. En ese instante, su alma se niega a seguir caminando por la senda del tiempo. Todo a su alrededor se vuelve sensación pura, y el tiempo avanza sin hacer mella en su espíritu. Es un instante mágico, dominado por el sentimiento de amor que se niega a ser abandonado, y ese momento dura un día entero, aunque bien pudiese ser que durase toda una vida, o incluso muchas vidas. El poema describe esa experiencia mística, en la que los contrarios se unen: cielo y tierra, amor y ausencia, instante y lapso, día y noche, cosmos y alma; el paisaje con el rostro de la persona amada.

No hay descanso en la ausencia, por lo que el espíritu se niega a aceptarla y constantemente se aferra al reecuerdo de ese momento eterno, que el alma se resiste a abandonar. Toda la naturaleza se vierte en el fuego del amor, perpetuando así un goce que, sin embargo, el temor adivina efímero. Sólo aquellos que alguna vez hayan estado de verdad enamorados podrán entender estos sentimiemtos.

El cantar de los pájaros, el susurrar del arroyo donde saltan los peces, el viento en las hojas, el silencio de la noche… El poema nos transporta a un mundo fuera del tiempo, y creemos ver en él señales de los antiguos místicos de Oriente.

Sin aliento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 de septiembre de 2011 por en Sin categoría y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: