¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

fábula del emperador desnudo y el cazador cazado

Cuando empezaron las filtraciones, el lunes de la semana pasada, la prensa y la radio españolas se preguntaban qué necesidad teníamos de saber todo eso. Se descalificaron como simples cotilleos de unos embajadores, o bien se cuestionaba su fidelidad. Recuerdo aquel comentarista ¿por qué hemos de creer más la información porque sea secreta? Con el paso de los días, el tono fue cambiando.

Los cables difundidos por Wikileaks son verdaderos. Pase lo que pase con Assange, hoy sabemos al menos que alguien nos ha contado la verdad, y que esa verdad es muy dura para los que creemos en la justicia. Los cables han revelado la auténtica forma de actuar del cuerpo diplomático de los Estados Unidos, su desprecio por las instituciones de los demás países, incluido el nuestro. Una forma de presionar impresentable, una mala influencia.

Hay quien prefiere no saber, quien deja en manos de otros el conocimiento de las cosas incómodas, y se refugia en una pretendida e irreal seguridad. Yo no.

Sinceramente, no me creo que Assange sea culpable. Son muchas casualidades. El momento en el que se hacen las denuncias, justo cuando se dispone a revelar secretos de las guerras de Irak y Afganistán. Llevaba dos años revelando secretos, y es justo cuando se mete con Estados Unidos cuando se le denuncia. El hecho de que sean dos mujeres, ¿no llegaba con una? El tipo de delito, escandaloso, perfecto para un juicio mediático con condena anticipada… El país en el que se le denuncia, Suecia, donde se alojan los principales servidores de Wikileaks, y donde hay un generosísimo convenio de extradición hacia Estados Unidos…

Puedo estar equivocado, lo sé, pero eso no importa. Aunque Assange fuese culpable, los cables seguirían siendo verdaderos, y Wikileaks, necesario.

# – #

Los cables en El País
El caso Couso
La ley Sinde
Carta de Assange, en Diario del Aire (gracias Gato)
Lula dice que la detención de Assange atenta contra la libertad de expresión

Anuncios

2 comentarios el “fábula del emperador desnudo y el cazador cazado

  1. Anonymous
    10 de diciembre de 2010

    Assange es culpable de no haber medido la calidad de sus relaciones sexuales. Eso, desde luego.César

  2. moncho
    10 de diciembre de 2010

    Puede ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 de diciembre de 2010 por en Uncategorized y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: