¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

reflejos, el blog, noticia de Moncho y las matemáticas del alma

Ahí va, que son muchas cosas.
Hace ya tiempo, Raul del Pozo insultaba así a los blogueros:

“…Los blogueros, monos con ordenata, campean a sus anchas como piratas de Somalia. Entran a las páginas no a escuchar la música de las palabras, sino a robarlas. Luego las extienden más allá de la linde de las galaxias…”

Me gusta Raul del Pozo, y me gusta esta definición. Lo de los monos se lo perdono, por ser alusión, o eso creo, a un precioso cuento de Borges, en el que reflexionaba sobre el azar y el infinito. Los monos que tecleaban sin fin en sus máquinas de escribir… Hasta que salían el Quijote, la Biblia, la Odisea…

Y lo de copiar, eso es lo mejor. Me gusta pensar en Internet como un sistema nervioso, que transmite los impulsos de un lado a otro del cuerpo social. Los nervios de la red, acumulan pequeños imputs, y algunos se amplifican mientras que otros son eliminados. Cibernet, así me gusta llamarle, procesa información, y los blogeros podemos amplificarla copiando aquella que nos parece importante.

No tenemos el poder de los grandes medios, con sus monstruosos índices de audiencia. Sólo unos pocos nos leen. Pero podemos difundir ideas nuevas, sembrar memes, y también seleccionar aquello que queremos copiar, lo que nos parece importante que otros escuchen o copien. Es nuestro legítimo derecho.

Así que he creado una etiqueta llamada reflejos, que estamparé debajo de aquellas entradas que sean copias descaradas, intencionadas, para “extenderlas más allá de la linde de las galaxias…”

# #

Noticia de Moncho. Después de una larga etapa de inactividad bloguera, salpicada de entradas crípticas y de otras críticas en demasía, políticas, espero volver por donde solía. Las razones de esta ausencia son creativas: he decidió volver a ser un principiante, por dos veces. Voy a crear una empresa, y voy a aprender música.

La empresa se llama Cangrejo Rojo, y espero que dé mucho que hablar. Será un sello, el Cangrejo, de cómics y de literatura, y no he de decir más por ahora, salvo que estaré muy bien acompañado. Muy bien acompañado.

La música era un regalo que me debía a mí mismo. Mi profesora de violonchelo se llama Mabel, y espero que tenga mucha paciencia. Dentro de poco recibiré el instrumento para poder practicar en casa, fuera de la escuela de músicos.

Las dos cosas me hacen muchísima ilusión. El cangrejo ya está dando sus primeros pasos, y ya he aprendido también a coger el arco y hacer sonar las cuerdas. Si lo haces bien el sonido es más profundo, redondo, porque se escuchan los armónicos…

Anuncios

Un comentario el “reflejos, el blog, noticia de Moncho y las matemáticas del alma

  1. Anonymous
    25 de noviembre de 2010

    Enhorabuena, Moncho. Te espero para un concierto.Forgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 de noviembre de 2010 por en absolute begginners, ah qué raro y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: