¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

impunidad en México

– Nunca se supo quién mató a su padre.

– Ni se sabrá…

Esta es sólo una ínfima parte de una historia real, una historia que me ha hecho daño. La de Ciudad Juárez, la del estado de Juaritos y todo el norte de México, que nos cuenta Judith Torrea desde hace ya demasiado tiempo.

La de lugares fronterizos, abandonados a su suerte por un estado corrupto, mejor dicho, por dos estados corruptos, México y EEUU, que no tienen vergüenza de aprovecharse mutuamente de las miserias de la gente normal, la que intenta conducir su vida entre la violencia y la impunidad, dolorosamente permitidas por la supuesta autoridad, que se inhibe. A un lado de la frontera, miedo. Al otro, anteojeras. Muy convenientes y muy cobardes: se adivina la complicidad.

Antes fueron los asesinatos de mujeres, ahora la guerra del narcotráfico. Siempre, la impunidad, que casi hace más daño que las propias muertes, cientos, miles de muertes al año, sin investigar.

Si te interesa:

México, la señora Gaskell y Cranford

Esta mañana, se han marchado con rumbo incierto otros tres jóvenes de la aldea, huyendo a partes iguales de los narcos y de la guerra sucia del glorioso ejército y la simpar policía de nuestro país

OPINION/Borrando de Facebook a los asesinados: “made in Juaritos”

“He borrado de Facebook a dos amigos que ya no están. En paz descansen”.

Anuncios

4 comentarios el “impunidad en México

  1. jadqs
    9 de agosto de 2010

    vaya tela con los manitos!siempre se ha dicho que es el país de la mordida, pero es que hay una cantidad de muertes flipante, y casi nadie hace nada o ne le interesa el tema.es muy triste, como dice molotov en su canción "give me the power" … viva mexico cabrones!!

  2. moncho
    9 de agosto de 2010

    No son sólo los manitos, Jose. Si miras el mapa de Ciudad Juárez verás que está a tiro de piedra de los Estados Unidos.Demasiado cerca, durante demasiado tiempo, como para que sea una simple casualidad. Si tú miras por la ventana de tu casa, y allí misvo ves a una persona abusando de otra, puede que tu primera reacción sea la parálisis, quedarte quieto. Eso es humano. Pero si mes tras mes ocurre lo mismo, y tu ni siquiera llamas a la policía, entonces es que pasa algo raro…Uno de los links es un artículo del año 2003, en el que denuncia una década de crímenes impunes. Siete años después todo sigue igual. En aquel artículo entrevistaba a un abogado amenazado por defender a un presunto culpable, un chófer al que la policía pretendía cargar el marrón. Las palabras al principio de esta entrada corresponden a la entrevista que le hacen a su hijo seis años después…

  3. José Luis Galiano
    25 de agosto de 2010

    Mi comentario no tiene nada que ver con esta entrada ni con ninguna otra y, sin embargo, tiene que ver con todas a la vez. Pido perdón por ello, pero es que desde hace tiempo sentía la necesidad de hacerlo y no he encontrado mejor forma de hacerlo.A ver, Moncho, no te lo tomes a mal, pero… ¿Seguro que sabes qué función cumplen las etiquetas de los blogs? La más evidente es la de agrupar bajo una o varias palabras clave las entradas que hablen del mismo tema y así facilitar su búsqueda por parte del lector, pero en el caso de !ah qué raro! eso tiene poco sentido cuando se pueden encontrar 77 etiquetas de una sola entrada.Si se repasan con un poco de atención estas etiquetas, la incongruencia es fragante, pues pueden hallarse errores tipográficos como "política ficción", "poítica ficción" y "corupción" u otras que podrían agruparse bajo un solo concepto como "david byrne", "psycho killer", "heaven" y "talking heads". Igualmente otras de dudosa utilidad como "no", "¿o qué?", "¿por qué?", "cobijo", "prueba", "los límites de la razón" e incluso "time after time"Y ya, rizando el rizo, me ha sorprendido que la entrada de Edward Hooper esté etiquetada con la palabra "jamendo".Que conste que no lo digo por impertinencia, que también, sino por puro afán didáctico.Un abrazo, primo.

  4. moncho
    27 de agosto de 2010

    ¡ah, pero tu te refieres a como deberían ser las etiquetas de los otros blogs! Porque a las de éste no los queda más remedio que reflejar la empanada mental de su extrañador…Otra cosa es lo de jamendo en la entrada de Hooper, una metedura de pata en toda regla. En una priemra versión había incluido una canción, que luego eliminé. Ahorita lo arreglo.A ver si te pasas por aquí más a menudo, que te echamos de menos. Gracias por tu comentario, seguro que tienes razón.Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 de agosto de 2010 por en Sin categoría y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: