¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

de piratas, mercaderes, casas de seguros y toda la tropa


El problema del pirata, mirando a su tesoro: – Y ahora, ¿qué narices hago yo con todo esto metido en un barco en alta mar?

No es problema pequeño. ¿A quién vender la mercancía robada? ¿Cómo llegar a puerto sin despertar sospechas? Cuanto más famoso el pirata, más difícil la transacción. No es de extrañar que muchos escondiesen sus tesoros enterrándolos por cualquier parte.

Pero no todo es tan difícil si tienes un poquito de ayuda externa. Entra en acción aquí el mercader sin escrúpulos, el hombre que es capaz de blanquear la mercancía. Alguien que sabe a quién vender ciertas cosas, y que a cambio de obtener un buen precio pasa por alto los incómodos detalles de su dudosa procedencia.

La historia más oscura de mi ciudad, La Coruña, que además pasa por ser cierta, trata de la compra del tesoro del pirata Benito de Soto. Asesino sanguinario, traidor, ladrón y pirata, este gallego fue el último pirata del Atlántico. Tras tres años de depredación por la costa oeste de África, años en los que los barcos mercantes que iban a las indias salían de Río de Janeiro en convoyes, por miedo a ser atacados por él, Benito se acercó a su tierra para hacer caja. Fondeó en la ría de Pontevedra, y su familia le puso en contacto con unos hombres de negocios de Pontevedra. Éstos le aconsejaron que fuese al puerto de La Coruña, en donde arreglaron las cosas para encontrar compradores a la mercancía robada. Sobornaron a las autoridades, que tras dos días en la ciudad, y una vez comprada ya toda la mercancía, le amenazaron de muerte para hacerle huir, pero no le detuvieron.

Esto sucedió en 1830, año en el que muchas familias importantes de mi ciudad compraron a precio de saldo el botín de uno de los piratas más sanguinarios de la historia, acusado de cometer más de setenta asesinatos, sabiendo en todo momento lo que hacían.

La conclusión de todo esto es que los piratas necesitan de colaboradores externos para que su negocio llegue a buen fin. Colaboradores integrados en la sociedad, aparentemente honrados ciudadanos, gente, al fin, sin ningún tipo de escrúpulos.

Escribo a cuenta de la piratería en el Índico, del Alakrana, el Playa de Bakio y demás, ahora que ya han pasado los días y podemos pensar con un poco de tranquilidad. Me pregunto por este tipo de colaboración.

Los piratas estaban muy bien informados. Manipulaban a la opinión pública, a través de las familias de los secuestrados, para negociar mejor su venta. Sabían cómo meterles presión, y cuándo. Cuentan además que los rescates se negocian en Londres, a través de despachos de importantes abogados.

Pero hay un detalle que me ha llamado mucho la atención. La vicepresidenta del gobierno ha dicho que España no ha pagado rescate por los marineros del Alakrana. Otras fuentes, como el diario El Mundo, cuentan que se han pagado cuatro millones de dólares, que dos espías del CNI dejaron caer sobre la cubierta del barco desde una avioneta. Las dos informaciones se hacen encajar con la teoría siguiente, de la que se hace eco algún medio: el armador ha puesto una parte del dinero, y la otra la ha adelantado el gobierno de los fondos reservados a cuenta del seguro del armador.

Es decir: en España no existen leyes contra los piratas, pero los armadores españoles sí que se hacen seguros contra los piratas. No hay leyes, pero hay seguros.

Así que me hago más preguntas:

¿Qué compañías se hacen cargo de este tipo de seguros? ¿Son muy caras estas pólizas? La piratería en el Índico, ¿es un buen negocio para estas casas de seguros? Estas compañías, ¿tienen oficina en Londres?

Otra más: después del espectáculo de las pasadas semanas, ¿algún periodista español se dedicará a investigar este tema?

En fin, sólo como curiosidad, las compañías de seguros se inventaron precisamente para proteger el comercio marítimo, en la época de La Hansa. Una simbiosis entre piratas y aseguradoras no parece nada descabellado, pues sus actividades se alimentarían la una a la otra. Sólo estoy especulando.

Anuncios

3 comentarios el “de piratas, mercaderes, casas de seguros y toda la tropa

  1. Anonymous
    26 de noviembre de 2009

    Queremos el nombre de las familias que se quedaron con el tesoro a precio de saldo¡¡¡¡¡¡¡(creo que nosotros no eramos de aquí por aquel entonces)Un abrazo y gracias por divertirnos, como siempre.Forgo

  2. César Galiano Royo
    26 de noviembre de 2009

    Desde siempre, los piratas y los gobiernos han tenido una relación muy especial. De hecho, los llamados corsarios eran piratas a sueldo de los gobiernos. Unos y otros se entienden perfectamente. Claro. Eso me recuerda a cuando yo era un chaval y me detenía aquella policía de la Transición. Te llevaban a la comisaría y, pese a tener ciertos estudios, no había manera humana de hacerse uno entender. No obstante, llegaba detenido y esposado el chorizo de turno y conversaba con los policías como lo habría hecho con un familiar. Unos y otros se entendían a la primera. Por eso digo: los gobiernos y los piratas se entienden sin necesidad de hablar. Es evidente. Han salido del mismo agujero.

  3. moncho
    29 de noviembre de 2009

    Me pregunto por qué, tras más de doscientos secuestros, aún no ha muerto nadie. Por qué los seguros saben que les van a pedir cuatro millones y no cuarenta (si no no habría manera de hacer una póliza que cubra un secuestro), y por qué los piratas saben cuanto han de pedir por cada barco para que los seguros paguen, si es cierto que no lo hacen los gobiernos. Parece que hay un auténtico mercado del pirateo, a tanto el secuestro, pagas y nos vamos. Y los armadores a asegurarse todos.O nos han engañado con esta historia o la cosa es más fuerte de lo que parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 de noviembre de 2009 por en ah qué raro y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: