¡ah, qué raro!

…ideas como liebres…

rape a la gallega

Es lo que he comido hoy, y es mi plato favorito. También es una nueva sección de este blog, una etiqueta que me recordará que las ideas, sobre todo las buenas, tienen alas.

El rape a la gallega es un plato típico de Galicia, como su propio nombre indica. Estos son los ingredientes de la versión que hemos comido hoy en casa:

Rape, patata, zanahoria, cebolla, aceite de oliva, ajo y pimentón de la Vera (el de Murcia también sirve, faltaría más)

Se cuecen primero las cebollas y la zanahoria, y al cabo se echan las patatas. Cuando ya están un poco hechas, que se puedan pinchar, pero no demasiado, se añade el rape, cortado en rodajas, y se tiene cociendo unos diez minutos. Se escurre la olla y se deja templar. En una sartén al fuego se vierte un buen chorro de aceite de oliva, muchos dientes de ajo cortados en rodajas finas, hasta que se doren un poco. Se aparta del fuego y se le añaden dos cucharadas, de las de café, de pimentón. Se revuelve, y si se quiere se pueden añadir unas gotas de vinagre, echa mucho humo. Se vierte la ajada sobre la cacerola, mira bien que no tenga la tapa puesta. Listo.

Ahora viene lo curioso del asunto:

El rape es un pez abisal, del fondo del océano.

La cebolla y el ajo vienen de Asia, pero se cultivan desde épocas prehistóricas en el entorno del Mediterráneo. El ajo se da mejor en Castilla, con sol y tierra seca; la cebolla que usamos hoy era gallega cien por cien.

El pimentón se obtiene del pimiento, una variedad del chile, que proviene de América. El pimentón español es muy característico por su olor ahumado. Fue introducido tanto en Extremadura como en Murcia por los monjes Jerónimos. El que saboreamos hoy era de la comarca de la Vera. Lo compré en Plasencia, hace casi un año.

El aceite de oliva ya se usaba en Egipto. Como el ajo y la cebolla, es un alimento típico del Mediterráneo. El olivo no se cultiva en Galicia, así que este mediodía cocinamos el rape con aceite andaluz.

La patata también es americana, como sabe todo el mundo, aunque hoy está muy extendida. La mejor de España está en Galicia, y la mejor de Galicia en Coristanco, o al menos eso dicen. La mejor de Coristanco estaba hoy en mi plato ¡Qué delicia!

Y por último la zanahoria, que viene de Afganistán, aunque la variedad de color naranja es originaria de los Países Bajos, dónde apareció, parece ser, en el siglo XVI

Les dedico este post a todos los nacionalistas que hay en mi tierra, y a todos los nacionalistas en general. Para que sigan mirándose el ombligo mientras que yo me ceno esta pequeña maravilla, lo que sobró de la comida, que a pesar de ser gallega es también de todo el mundo. Os invito a probarla.

Anuncios

4 comentarios el “rape a la gallega

  1. César
    19 de noviembre de 2009

    A mí no me gusta mucho el pescao. Y los nacionalistas tampoco, ya sabes. Cuando escribo nazionalismo con Z se ofenden. Creen que les insulto. Y sólo les defino.

  2. jose antonio
    20 de noviembre de 2009

    Qué bien te explicas Moncho!Es un placer leerte!El rape tenía que estar delicioso!Por suerte conozco bien la comida gallega, … (he ido casi una vez al mes durante 10 años: Vigo, Redondela, Tui, Porriño, Cangas, …) Qué bien se come ( y se bebe!: alvariño, aguardiente, …) !El pescado, el marisco, la carne, … Se me hace la boca agua!Y lo que es más importante … Vaya lección a los nacionalistas! Coincido contigo (y con César).

  3. jose antonio
    20 de noviembre de 2009

    hoy me he dado un atracón de blog!últimamente no navego mucho, y no había podido leer y comentar tus artículos, pero hoy me he puesto al día.Sigue opinando y comentando, tu blog es muy bueno y muy interesante.Un saludo

  4. moncho
    21 de noviembre de 2009

    Gracias a los dos.Lo bueno de cocinar "a la gallega" es que puedes hacerlo con todo, con carne, pescado o verdura. Tu cueces lo que sea, por ejemplo unas coles de Bruselas, y luego le haces una salsa con aceite, ajo y pimentón, y ya tienes un delicioso plato "a la gallega". Aunque las coles sean de Navarra, el aceite de Lérida, el pimentón de Murcia y los ajos de Ponferrada, y tu estés cocinando en Beijing. Curioso, curioso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 de noviembre de 2009 por en ah qué raro y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: